Leidis. Ij jabe Junga. Una novela argentina en Berlin. (2da Ed.)

12,00

(120,00 Pesos Argentinos en librerías).

146 pages.

Cuando el abogado argentino Leopoldo Mazzini encontró por fin trabajo en Berlín era, quizá, demasiado tarde para todo.

José Luis Pizzi
Continuar leyendo

Cuando el abogado argentino Leopoldo Mazzini encontró por fin trabajo en Berlín era, quizá, demasiado tarde para todo.

“No tenía más excusas y me largué a la calle. Si me consideraba deprimido y por ello renunciaba a la vida berlinesa que aún debía descubrir, era factible que no saliera más de casa. En esos días había conseguido lo que todo argentino que se precie de tal ha hecho alguna vez con patriótico rigor. Me habían insinuado la posibilidad de ganar un poco de dinero haciendo un asado para alemanes con pretensiones sudacas. Sudando frente a la parrilla y al esbozo de “¡Leidis, a lo chori chori!, ¿wea jat Junga?, se me acercó un hombre chapuceando el castellano. Era un tipo rechoncho y de pelo cano ensortijado, con una nariz ridícula, infantil, y un fruncido rostro de delincuente donde sorprendían unos lindos ojos grises. Me había visto hablar y sonreír y palmear a quienes se acercaban por un choripan.”

José Luis Pizzi nació en Ingeniero Huergo, Argentina (1959). Es el recuerdo de un abogado puesto a escribir y viceversa.

Como abogado, fue uno de los elementos fundamentales en el trabajo realizado por la igualdad de los derechos de las minorías sexuales en Argentina, siendo uno de los creadores de las más importantes modificaciones en la legislación por orientación sexual e identidad de género. Fue Coordinador del Área Legal de la organización Gays por los Derechos Civiles (integrada luego en la CHA en 1997). Realizó el primer juicio contra una empresa estatal (ELMA) por el despido a causa del HIV-SIDA de un trabajador. Presentó una querella penal contra el Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Quarracino, por violación a la Ley Antidiscriminatoria. Elaboró distintos proyectos, tales como la modificación de la citada Ley, incluyendo la orientación sexual e identidad de género, así como el de la Unión Civil para parejas del mismo sexo.

Como escritor, recrea y recuerda esa Buenos Aires de ficción en dos novelas ya publicadas. “Son todos canas, son todos putos” y “Menopausia, una vida sin reglas”.