Tango Percepción

27,00

116 páginas.

El diálogo que se produce entre el hombre y la mujer en el baile del tango y la influencia del entorno sobre la expresión de la danza, está en constante evolución. Es en esta relación con el otro y con el medio, donde nace la posibilidad de experimentar un tipo de vínculo distinto al habitual.

Mauricio Castro
Continuar leyendo

en español

El diálogo que se produce entre el hombre y la mujer en el baile del tango y la influencia del entorno sobre la expresión de la danza, está en constante evolución. Es en esta relación con el otro y con el medio, donde nace la posibilidad de experimentar un tipo de vínculo distinto al habitual. Distinto en el sentido de que todo se desarrolla con fluidez, con perfección, desde el primer día que uno dio, da o dará sus primeros pasos.

Donde lo que antes se consideraba un error, ahora se convierte en ventaja u oportunidad. Y donde uno mismo y el compañero o compañera con quien a uno le toca bailar, comienzan a percibir que la magia del baile es muy natural y simple para el cuerpo. Mucho más de lo que uno esta acostubrado a creer. Y es así como de a poco, comenzando a descubrir la naturaleza de nuestro cuerpo y la comunicación con el otro, como se empieza a liberar el bailarín de sus autoimpuestas limitaciones.

Mauricio Castro nació en Buenos Aires, Argentina. Es bailarín y maestro de Tango Argentino y fundador de Tango discovery. Creó y desarrolló en Buenos Aires un estilo personal del tango, para difundirlo luego por el mundo. A su sólida formación musical en el prestigioso Berklee College of Music (Boston. USA), sumó estudios de danza contemporánea y técnicas del movimiento (“Laban Analysis”, “Bartenieff Fundamentals” y “The Skinner Releasing Technique”, entre otras). Por otra parte, estudió Ciencias Humanas en Programación Neuro Lingüística, Diseño de Ingeniería Humana y Escuela de Ecología Humana.

Esta combinación de disciplinas e influencias le ha permitido crear su particular e inconfundible estilo, sistematizándolo en un innovador método, que posibilita acelerar el proceso de enseñanza-aprendizaje de esta danza. Escapando de secuencias rígidas, pone énfasis en la importancia de desarrollar habilidades para la improvisación, basándose en una técnica sencilla y dinámica, donde el aprendiz descubre no sólo el placer de un estilo relajado y fluido, sino una nueva forma de expresarse y comunicarse con su cuerpo. La síntesis de su método, reconocido por cientos de bailarines en todo el mundo, se ve plasmado no sólo en sus clases, sino a través de sus libros y -de manera totalmente innovadora- bajo la modalidad de CD-ROMs multimedia, DVDs y audio CDs, editados en varios idiomas.

“Desde el principio, Castro insiste en que el tango puede y debe ser para cualquiera algo tan placentero y común como la respiración.” Acerca de “Tango. Estructura de la danza. Vol.1”. Diario “La Nación” (07/10/2001). Argentina.